Feliz Navidad a todas.

 

Hoy tenemos un programa muy completo y tratamos muchos asuntos relacionados con tú salud.

Empezamos hablando con la Logopeda Cristina Fillola que nos habla de la Disfagia o problemas de deglución.

La disfagia es la dificultad para tragar alimentos y líquidos. Su origen puede estar en motivos muy diversos:

  • Trastornos de ansiedad.
  • Enfermedades del sistema nervioso: esclerosis, demencias, Parkinson, accidente vascular cerebral.
  • Enfermedades de la musculatura orofacial.
  • Lesiones locales por tumores, quemaduras.
  • Malformaciones craneofaciales.

La dificultad en la deglución lo trata el logopeda y existen diversas técnicas para reducir sus efectos y mejorar la calidad de vida de las personas.

Para problemas de deglución severos el logopeda nos recomendará modificar la dieta, mejorar la posición de la cabeza y hacer ejercicios para estimular la capacidad de deglución. Si además hay problemas de habla ofrecerá soluciones para mejorar los patrones del habla, la pronunciación y la comunicación oral en general. En casos muy severos, el paciente puede alimentarse a través de un tubo conectado directamente al estómago y comunicarse a través de cartas alfabéticas o comunicadores que responden al parpadeo.

Algunos consejos para mejorar la deglución:

  • Sentarse en ángulo recto, inclinar ligeramente la cabeza hacia adelante y quedarse de pie o sentado entre 45 minutos y 1 hora después de comer.
  • No distraerse cuando se está comiendo. Hay que concentrarse en mascar y no hablar con la boca llena.
  • Comer poco a poco: trocear la comida en porciones pequeñas y mascarlas bien.
  • Intentar tragar alimentos o bebidas de dos a tres veces por cada bocado o sorbo, toser ligeramente y volver a tragar antes de respirar. Conviene repetir el proceso tantas veces como sea necesario.
  • Concentrarse en tragar con más frecuencia. Puede ser útil alternar sólidos y líquidos.
  • Cambiar la temperatura y la textura de los líquidos (es recomendable beber líquidos fríos y probar bebidas carbonatadas).
  • Tomar comida blanda o fácil de mascar.
  • Es posible que los líquidos más finos hagan toser. En este caso hay que beber líquidos más densos como zumos o cremas.
  • Si se está tomando medicación, es importante mezclarla con la comida. Previamente hay que asegurarse de si la medicación lo permite. El farmacéutico lo puede confirmar.

Así pues, según la persona y los problemas que tenga, el médico o logopeda indicará unas pautas concretas. Se trata de seguirlas al pie de la letra para resolver dichos problemas cuanto antes, y por consiguiente, disfrutar de una mejor calidad de vida.

 

El profesor Don Juan José Fernández Delgado, Presidente del Ateneo Literario de Toledo nos habla sobre el centenario de Benito Pérez Galdos.

Benito Pérez Galdós empezó a venir muy joven a Toledo donde pasaba algunas temporadas aprovechando sus estudios en Madrid. Se alojó en el desaparecido hotel Lino, en la calle de la Plata, también con las hermanas Figueras en la calle Santa Isabel. En ambos lugares hoy hay una placa conmemorativa. “Se dice que en este último lugar empezó a escribir ‘Ángel Guerra’, su gran novela sobre Toledo”, explica Carmen Vaquero.

Después residió en la finca La Alberquilla, muy cerca de la hoy estación del AVE en Toledo, propiedad de un amigo suyo. “Le daba la posibilidad de subir temprano a Toledo y lo hacía en una tartana con otro amigo al que llamaban ‘El Melejo’. Además, era un animalero, le encantaban los animales y llegó a tener en su casa de Madrid una oveja de esta finca, a la que llamó ‘Mariucha’, como la obra de teatro que acababa de estrenar, y que se llevó porque como era negra iban a sacrificarla”.

Hasta hubo un tiempo en que se pensó en denominar a todo un barrio de Toledo, el del Cerro de Gracia, con el nombre de Benito Pérez Galdós. La iniciativa no cuajó. Y sin embargo, la primera impresión del escritor sobre la ciudad no fue buena. “Al principio le pareció horrible. Pensaba que era una ciudad para lagartos y arqueólogos”. Una de sus primeras publicaciones sobre la capital castellano-manchega, en forma de ensayo periodístico, fue  ‘Las generaciones artísticas en la ciudad de Toledo’ (1870). “Toledo sale mal parado pero en ese momento comienza a deslumbrarse por la ciudad”.

Después escribiría al menos otras tres obras en las que aparecía Toledo como ‘El audaz’ (1871), cuya segunda parte se desarrolla en la ciudad y que gira en torno a una conspiración contra Godoy. También en la segunda serie de los ‘Episodios Nacionales’ (1875-1879), los dos últimos, ‘Los Apostólicos’ y ‘Un faccioso más y algunos frailes menos’, hablan de Toledo “porque el protagonista es un señor de Toledo, conservador, propietario de un Cigarral”

Ya en 1891 publicaría su gran obra sobre Toledo, ‘Ángel Guerra’ “en la que describe un Toledo maravilloso desde el punto de vista de Galdós y de la época”. La misma época en la que traería a Toledo a Gregorio Marañón, quien terminaría dedicando al escritor un episodio de su obra ‘Elogio y nostalgia de Toledo’, gracias a la que se han conocido muchas de las anécdotas del paso de Pérez Galdós por la hoy capital castellano-manchega.

“Se ponía morado con el mazapán de Toledo”

La relación de amor con Toledo continuaría durante toda la vida del escritor. Le impactó no solo la riqueza artística de Toledo sino también “los buenos amigos”. Uno de ellos fue el pintor toledano Ricardo Arredondo. “Aunque era anticlerical se hizo amigo de los curas y los canónigos”, apunta Carmen Vaquero.

También influyó el hecho de que Pérez Galdós fuese un “gran gourmet y muy goloso como buen canario. Le encantaba el mazapán de Toledo y se ponía morado porque había pastelerías muy buenas. Además de degustar las perdices, los cabritos y otros asados que se hacían. También le encantaba la mermelada que hacían las monjas Comendadoras de Santiago”.

Galdós hablaba poco. Más bien escuchaba y observaba. “Eso se nota en sus novelas, es capaz de captar y reflejar el lenguaje de cualquier persona”. Una de las anécdotas sobre el personaje que cuenta Carmen Vaquero es que sabía diferenciar el sonido de las campañas de cada iglesia toledana.

El Doctor Darío Fernández nos aconseja como no tener indigetiones durante estas fiestas.

Muchas veces creemos estar siguiendo una alimentación correcta, equilibrada y sana pero hay varios factores que pueden determinar claramente cómo nos sienta esa comida, que por muy saludable que sea a veces nos provoca malestar, gases o pesadez.

HÁBITOS QUE DEBES ABANDONAR PARA MEJORAR TUS DIGESTIONES

Hoy os voy a contar 5 maneras en las que arruinamos nuestras digestiones después de comer para que puedas evitarlo cuanto antes y sentirte libre de incomodidades.

1. LA FAMOSA SIESTA

Sí, sé que sienta muy, MUY bien recostarse con la barriga llena pero no es la mejor opción si queremos aligerar nuestras digestiones. Lo mismo pasa cuando cenamos muy tarde y nos acostamos en seguida.

Cuando nos tumbamos después de comer, damos paso a que nuestros jugos gástricos tiendan a subir al esófago y provoquen acidez. (1) Cuando estamos derechos, sentados o de pie, los jugos están donde deben para poder realizar su tarea, la de “desmenuzar” todos los alimentos que comemos para que puedan entrar dentro de nuestro cuerpo y así nutrirnos.

Dormir hace que automáticamente nuestro sistema digestivo trabaje más despacio, así que si hacemos una comida copiosa antes de acostarnos puede hacernos sentir hinchados e incluso llenos la mañana siguiente al despertar. Así que es recomendable cenar 2-3 horas antes de acostarse.

2. EJERCICIO FÍSICO DE ALTA INTENSIDAD

Aunque no nos sintamos llenos después de comer, es contraproducente ponernos a practicar deporte, ya que tu cuerpo necesita su energía y componentes para hacer la digestión. Al hacer ejercicio físico podríamos estar quitándole estos elementos tan necesarios a nuestro sistema digestivo. Esto puede llevar a mareos, calambres e incluso diarreas. (2)

Cuando nos ponemos a practicar deporte después de comer, la sangre empieza a circular de tal manera que lleva todos los nutrientes y oxígeno a la musculatura, dejando el estómago desprovisto de un flujo constante o en menor cantidad de sangre, ralentizando mucho las digestiones.

Es como pretender escribir un poema mientras estás pintando un cuadro. Una cosa tras la otra mejor.

3. BEBER AGUA EN LAS COMIDAS

Si necesitamos beber mientras estamos comiendo está bien siempre que lo hagamos a sorbitos y no abusemos de ello. Es decir no tomemos vasos enteros de agua cuando estamos tragando comida de lo contrario estaremos diluyendo demasiado los jugos gástricos y hará que no tengan tanta fuerza para realizar su función.

Tampoco aconsejo tomar agua fría o con hielo. Nos puede apetecer en un día caluroso, pero tomar agua helada puede apagar el fuego digestivo que nos ayuda a “desmenuzar” los alimentos que ingerimos. Preferible es tomar agua del tiempo o un poco caliente como en un té o infusión.

4. LA FRUTA MEJOR SOLA

Cuando hablo de la correcta combinación de los alimentos esta premisa siempre sale. La fruta es un grupo de alimentos que se digieren muy rápido, y cuando la consumes seguido de una comida, se queda encima de todo y sus azúcares fermentan , provocando gases e hinchazón de barriga.

Cuando se come la fruta sola (unos 30-20 minutos antes de la comida o 2-3horas después) tu cuerpo la puede digerir de inmediato.

5. NO TE METAS EN EL AGUA

Si estás acostumbrado a desayunar y después darte una ducha, o a cenar y luego echarte una agua caliente para relajarte de la tensión del día, te aconsejo que cambies el orden y verás como te sientes mejor.

Cuando te metes en la ducha, la temperatura de tu cuerpo incrementa y tu sangre se dirige hacia la superficie de tu piel, manos y pies. En vez de enfocarse en la tarea de hacer a digestión, de repente se distrae.

El calor de la ducha hace que el cuerpo regule la temperatura de otra manera permitiendo que el flujo de la sangre se aleje de los órganos vitales y la digestión se ralentiza.

MEJORA TUS DIGESTIONES

Ahora que ya sabemos qué NO HACER después de comer para no empeorar nuestras digestiones, aquí van algunos consejos para mejorarlas:

  • Empieza tus comidas con una buena ensalada o con algún ingrediente en crudo antes de comer lo cocinado. Esto te aportará enzimas activas que te ayudarán a digerir mejor el resto de la comida.

Los alimentos sí tienen enzimas

  • Si tienes digestiones muy pesadas y difíciles te aconsejo que tomes enzimas digestivaspara mejorar esta condición, hasta regularlo de forma natural al hacer el cambio de hábitos. Busca opciones naturales como la papaína o la bromelina en tu dietética o herboristería. (3)
  • Mantén un tono relajado en la sobremesay no te sometas a situaciones estresantes que podrían interrumpir tu digestión.

Mercedes Peña nuestra experta en tráfico y seguridad vial nos habla sobre las pegatinas que clasifican a los coches, para poder circular .

Son cuatro los distintivos ambientales creados por la Dirección General de Tráfico (DGT) en función del impacto medioambiental de los vehículos.

Esta categorización tiene su origen en el Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire) en el que se afirma que tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado la principal fuente de emisión en las grandes ciudades y propone la clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten.

La clasificación del parque tiene como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz al servicio de las políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente. En este enlace, encontrará un formulario para buscar el distintivo que corresponde a su vehículo.

Consulte las oficinas de Correos en las que ya se puede adquirir el distintivo ambiental.

Consulte los talleres en los que ya se puede adquirir el distintivo ambiental.

Consulte otras redes de talleres en las que adquirir el distintivo ambiental.

También puede hacerse con su distintivo ambiental a través de su Gestor administrativo.

Consulte cómo obtener los distintivos ambientales de su flota a través de la asociación Ganvam.

Consulte cómo adquirir el distintivo ambiental online.

Categorías:

 Distintivo “0 emisiones”

  • Vehículos clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

 Distintivo “ECO”

  • Turismos y comerciales ligeros, clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía <40km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC) o gas licuado del petróleo (GLP). En todo caso, además deberán cumplir los siguientes parámetro, Vehículos con combustible gasolina con nivel de emisiones EURO 4/IV, 5/V o 6/VI o combustible diésel con nivel de emisiones EURO 6/VI.
  • Vehículos de más de 8 plazas y transporte de mercancías, clasificados en el Registro de Vehículos como híbridos enchufables con autonomía <40km, híbridos no enchufables (HEV), propulsados por gas natural comprimido (GNC), gas natural licuado (GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). En todo caso, además deberán cumplir que el nivel de emisiones del vehículos sea EURO 6/VI, indistintamente del tipo de combustible.

 Distintivo “C”

  • Turismos y comerciales ligeros, clasificados en el Registro de Vehículos como gasolina EURO 4/IV, 5/V o 6/VI o diésel EURO 6/VI.
  • Vehículos de más de 8 plazas y transporte de mercancías, clasificados en el Registro de Vehículos con nivel de emisiones del vehículos sea EURO 6/VI, indistintamente del tipo de combustible.

 Distintivo “B”

  • Turismos y comerciales ligeros, clasificados en el Registro de Vehículos como gasolina EURO 3/III o Diésel EURO 4/IV o 5/V.
  • Vehículos de más de 8 plazas y transporte de mercancías, clasificados en el Registro de Vehículos con nivel de emisiones del vehículo sea Euro IV/4 o V/5, indistintamente del tipo de combustible.

Vehículos A

Todo vehículo a motor que por su clasificación en el Registro de Vehículos no cumple las condiciones o requisitos para la obtención de la clasificación 0 emisiones, ECO, C o B.

 

La periodista y presentadora Rebeca Marín, presenta su libro Este libro es un coñazo.

Un libro directo y divertido que, utilizando el ingenio, lanza un mensaje fundamental, el papel de las mujeres en el lenguaje y, por ende, en nuestra sociedad.

“Este libro es un coñazo y no pretender ser la polla. Porque no es lo mismo un fulano que una fulana ni un zorro que una zorra”, asegura Rebeca Marín, su autora. Hablamos cada día, pero no somos conscientes de las trampas de nuestro idioma. Un lenguaje históricamente machista, que cuando alude a las mujeres y se refiere al femenino, se torna peyorativo. Con este libro se pone en evidencia esta realidad, para intentar, desde una llamada de atención, cambiarla.

Un libro que, a través de poemas, adivinanzas, problemas matemáticos, trabalenguas, sopas de letras e incluso el horóscopo, pone el foco en el idioma en el que nos han educado y a través del cual nos siguen manipulando cada día. Un manuscrito editado por Libros indie y prologado por Semíramis González, comisaria, historiadora del arte y feminista.

Este libro es un coñazo es feminista, divertido, ingenioso y reivindicativo, porque décadas después de que naciese la Real Academia de la Lengua española, queda mucho por hacer. Y porque el humor y el lenguaje inteligente es la mejor herramienta para cambiar la sociedad.

La autora

Rebeca Marín es periodista, presentadora de televisión y asesora en comunicación. Ha trabajado en el mundo de la cultura y también se ha recorrido medio mundo haciendo reportajes de todo lo que se te ocurra, política, huracanes, sucesos, inundaciones, bandas latinas en Sudamérica e incluso la feria de la gallina en Brunete, de eso también.

Ha presentado varios programas de entretenimiento en distintas cadenas y también las Campanadas en 2014. Y no se confundió con los cuartos.

Colabora con la revista de sátira política “Mongolia” y también con la de arte contemporáneo “Sublime”.
Ha escrito durante años un blog “rebeca de Pueblo” donde la crítica con humor siempre ha sido su seña de identidad. Le encanta comer, pero no cocinar, por eso es más de hacer la revolución que la cena.

Además, este libro cuenta con la colaboración del