Entrevista a Amaruk Kayshapanta sobre la cultura y los pueblos indígenas que viven sufriendo una injusticia globalizada a lo largo de la Historia. Amaruk nos grita desde el silencio y la invisibilidad impuesta a todo lo indígena, denunciando los abusos y opresiones generalizadas a los que han sido sometidos desde hace 529 años. Pero también nos trae lo mejor de los pueblos indígenas como su amor por la Madre Tierra y su profundo y espiritual sentido de la libertad, caracterizado por dejarse llevar por el amor que surge desde lo más profundo de sus corazones. Porque, como dice Amaruk en un perfecto Quechua y, como nativo indígena descendiente de los Incas…”tomen nuestros corazones y con ellos rompan el silencio”. Hala, clica.